Última Hora

 Las personas deben permanecer en las cárceles en condiciones que afectan la dignidad humana y las posibilidades de acceder a servicios como salud, educación y trabajo, son limitadas.

La sobrepoblación ha facilitado los brotes de enfermedades infecciosas y de contagio, y la administración penitenciaria se ve imposibilitada de brindarle a la población encarcelada, opciones para ayudar con su reinserción.

Estas son algunas de las conclusiones a las que ha llegado el Mecanismo para la Prevención de la Tortura de la Defensoría de los Habitantes.

En el 2010 la sobrepoblación rondaba el 20%, pero ahora alcanza el 36%. De esta manera Costa Rica se ha convertido en el cuarto país de Latinoamérica con más gente en las cárceles.

Tras el análisis en los centros penales, la Defensoría y el Mecanismo contra la Tortura, elevaron una solicitud formal al subcomité de la prevención de la tortura de la ONU y otro documento más a la OEA para que hagan una visita a nuestro país.

La Defensoría enfatiza que esta situación no es un problema del Ministerio de Justicia ni de este gobierno, sino que trasciende a otros entes del Estado.