Última Hora

Noticias

La UE presidirá una reunión internacional a favor de la estabilidad en Mali

Bruselas, 4 feb (EFE).- La comunidad internacional, con la Unión Europea (UE) a la cabeza, buscará mañana en Bruselas ayudar a Mali a iniciar un proceso político que permita a su Gobierno comenzar a restaurar la estabilidad del país.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Bruselas, 4 feb (EFE).- La comunidad internacional, con la Unión Europea (UE) a la cabeza, buscará mañana en Bruselas ayudar a Mali a iniciar un proceso político que permita a su Gobierno comenzar a restaurar la estabilidad del país.

La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, presidirá una reunión ministerial en la que participarán también la ONU, la Unión Africana (UA) y la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), con el objetivo de repasar la situación en el país africano y ver los posibles pasos siguientes para que Mali recupere la estabilidad.

Fuentes comunitarias indicaron hoy que "el objetivo de la reunión es empezar el diálogo político cuanto antes y que haya progresos".

Las fuentes reconocieron que "hará falta mucho tiempo hasta que la seguridad sea total" en ese país africano, que vive una profunda crisis política desde marzo de 2012 y donde el 11 de enero pasado una fuerza militar francesa comenzó a intervenir cuando los rebeldes islamistas del norte del país se desplazaron hacia el sur y amenazaron con ocupar la capital, Bamako.

"El proceso político tiene que empezar" ya para que el Gobierno de Mali pueda "reconstituir la estabilidad" del territorio, señalaron las mismas fuentes diplomáticas comunitarias, que hicieron referencia a las elecciones presidenciales en el país africano antes del 31 de julio.

Aunque las fuentes consideraron que el anuncio del presidente maliense en funciones, Dioncounda Traoré, es un "ambicioso calendario", señalaron que urge el diseño de una hoja de ruta que permita al país africano "el retorno a la integridad territorial y a un gobierno constitucional".

La UE, según las fuentes, "está preparada para asistir a Mali para que celebre unas elecciones creíbles", pero también reconoce que el país africano tiene una tarea muy amplia que realizar para que así sea, pues ha de reelaborar el censo electoral, poner en marcha una comisión electoral y sentar las bases para garantizar la seguridad de los votantes, entre otros asuntos.

Durante la reunión de mañana, los participantes determinarán el nivel de apoyo que la comunidad internacional puede aportar para el restablecimiento de las estructuras en Mali.

La UE desplegará en Mali una misión para entrenar a soldados locales, que, con el apoyo de una fuerza africana bajo mandato de la ONU, serán los encargados de tratar de recuperar el norte del país, actualmente bajo el control de grupos yihadistas.

Además, la UE apoyará logística y financieramente a la Misión Internacional de Apoyo a Mali liderada por África (AFISMA, por sus siglas en inglés), para la que ya ha reservado fondos iniciales por valor de 50 millones de euros.

La comunidad internacional se comprometió la pasada semana en Addis Abeba a aportar unos 455 millones de dólares (unos 335 millones de euros) en fondos y respaldo logístico para AFISMA.

La UE ya ha animado en anteriores ocasiones a la UA y a la CEDEAO, que ha comprometido el envío de 3.500 soldados, a acelerar el despliegue de la fuerza multinacional que intervendrá en Mali bajo mandato de la ONU para apoyar al Gobierno maliense frente a los grupos terroristas.

Un asunto que también preocupa a la UE son los supuestos abusos y violaciones de los derechos humanos cometidos por soldados malienses y por fuerzas rebeldes.

Las fuentes indicaron que, para la Unión, "es muy importante tener observadores de derechos humanos que se hagan con las pruebas de que se han cometido violaciones" de los mismos, un objetivo para el que los comunitarios podrían liberar parte de la ayuda de 250 millones de euros que quedó bloqueada tras el golpe de estado del 22 de marzo de 2012.

Los ministros de Exteriores de la Unión ya advirtieron la semana pasada de la necesidad de acabar con esos abusos y de que las autoridades malienses abran una investigación al respecto.

Según ha constado la ONU, en Mali se producen abusos graves de los derechos humanos tanto por parte de los grupos yihadistas que desde junio de 2012 y hasta el comienzo de la intervención francesa controlaban el norte de Mali, como en zonas bajo la autoridad del Gobierno de Bamako.

Esas violaciones de los derechos humanos han desencadenado una investigación por parte de la Corte Penal Internacional (CPI), que la pasada semana pidió a las autoridades malienses que pongan fin a la situación.