Última Hora

Hace ocho días, nadie entraba tan animado a este lote, ubicado en Rincón Grande de Pavas. Tal vez porque nadie podía ni quería.

Hasta que se unieron la Asociación Artística para Niños, las mujeres del grupo comunal "Manos a la Obra", estudiantes y voluntarios, que quisieron reclamar de nuevo este espacio.

Silvia Ketelhon lideró el proyecto que, durante ocho días, reunió a estas mujeres voluntarias y a cerca de 90 mil tapitas para, en un espacio de 80 metros cuadrados, exigir la cultura de paz tiene tres aspectos.

Vida, no significa solo belleza, sino que, poco a poco va trayendo la comprensión y unión de los demás.

La semilla, está sembrada, pronto vendrán más obras en el lugar, talleres de reciclaje utilitario, venta de productos reutilizados y muchas más beneficios para la comunidad, algo que se logra una tapita a la vez.