Última Hora

Con la virgen siempre a su lado la madre del capitán brumoso José Villalobos Chan, reza a cada minuto para que el título llegue este sábado.

“Son un montón de emociones encontradas, hay temor porque son 90 minutos y la alegría de que podemos hacer historia”, expresó Doña Aura Chan.

Desde que le anularon el gol a su hermano en la final de 1987, doña Aura se vino desde Puntarenas hasta Cartago y cada año espera celebrar junto a sus seis hijos el triunfo Cartaginés.

Doña Aura atiende una marisquería en el centro de Cartago y espera recibir a su hijo este fin de semana después de un triunfo con un delicioso ceviche.