Última Hora

Todos saben que leer trae muchos beneficios al desarrollo de un niño, y que esos beneficios perduran toda la vida.

Sin embargo no todos los padres y las madres cultivan en sus hijos el amor por la lectura.

Ese gusto se puede inculcar desde los primeros días de vida, por medio del juego. Los niños aman el juego, prácticamente esa es su primera forma de aprender.

El primero es leer el cuento imitando las voces y sonidos que ahí aparecen.

Se puede jugar también con el contenido de la historia. Muchas veces a los niños le gusta un mismo cuento. Pídale que invente otro final.

También ayuda asociar la lectura con otras actividades placenteras para el niño o niña, como por ejemplo dibujar. Pídales que dibujen partes de la historia.

Con este tipo de actividades, usted se asegura de que ellos vean la lectura como un pasatiempo y no como una obligación.