Última Hora

Madonna no ha tenido días de calma en esta última semana del año, luego de que tuviera que acudir a la justicia por la custodia de su hijo Rocco, producto de su relación con el director británico Guy Ritchie.

Según informan medios de prensa internacionales, la cantante perdió los estribos cuando su hijo, de 15 años, no abordó el avión que lo llevaría desde Londres hasta Nueva York para celebrar la Navidad con ella.

Eric Buckley, abogado del director, aseguró ante la corte de Nueva York que el menor quería vivir con su padre. “Rocco ha expresado claramente que no quiere volver a Nueva York”, indicó.

Ante esto, la artista estuvo a punto de volverse loca por lo que tuvo que ser calmada por su abogada. La jueza le preguntó a Buckley que si Ritchie había impedido que Rocco regresara a Estados Unidos, y el abogado respondió: “Efectivamente, sí”.

Tras la respuesta, la jueza falló a favor de la madre.“Ordeno que el niño vuelva a Nueva York. Si quiere estar con su padre, debe volver con su madre”, y después le aconsejó a la intérprete de Heartbreak City que hablara con su hijo para saber con quién quiere vivir en realidad.