Última Hora

Un fuerte aumento en el precio del gas al arranque de este 2016 podría provocar un desajuste en el bolsillo de los costarricenses.

La próxima semana entraría a regir un aumento de un 72% en el gas licuado, el principal ingrediente de muchos negocios.

Además de la subida del precio del gas también se le une el del 35% en el bunker. 

Estas cifras generan que cientos de empresarios analicen en elevar los precios a los consumidores con estos ajustes aprobados por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep). 

Y es que, según la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria y de Bebidas (Cacia) al día de hoy, sin el incremento propuesto, el gas de Costa Rica es un 42% más caro que el precio promedio de la región.

En el país hay 1500 empresas dentro del sector alimentario.

Todas estas generan 55 mil puestos de trabajo de las cuales dos terceras partes utilizan gas.

Los empresarios aducen que el gas es una fuente energética menos contaminante que otras y con este aumento se verán obligados a cambiar de método, lo que no beneficiaría al país con la meta de carbono neutral 2021.

La audiencia pública está programada para el próximo 14 de enero y de aprobarse, entraría a regir en los primeros meses del 2016.