Última Hora

Desde ya el Servicio Animal de Salud Animal (Senana) implementa estrategias de vigilancia que se aplicarán antes durante y después del tradicional tope en Palmares.

La idea será evitar que los animales sean maltratados y que no participen de la actividad si no están en óptimas condiciones, tal y como ocurrió el sábado 26 de diciembre en el tope capitalino.

Ese día un total de 21 caballos no pudieron participar en el evento.

Los caballos tenían desde lesiones, problemas con el peso y algunos hasta con cáncer en la piel.

Actualmente Senasa mantiene vigilancia en los lugares donde se encuentran estos 21 animales, la idea es verificar si los propietarios acatan la orden sanitaria que se les emitió, de incumplir se exponen a multas y hasta el de decomiso de los animales.

Para los próximos topes que se realicen Senasa realizará la solicitud de colocar otra manera de descargar los caballos, ya que actualmente se usan montículos de arena y esto al parecer afecta las patas de los animales.