Última Hora

El gobierno de Luis Guillermo Solís enfrenta la mayor intensidad en protestas sociales en los últimos años.

Los costarricense se tiraron a las calles con reclamos y un disconformidad alta, la mayoría llegaron a tocar los portones de Casa presidencial.

Solís es el presidente que más manifestaciones ha tenido que enfrentar en los últimos años, incluso el año electoral y relevo en la presidencia no apaciguaron los ánimos como suele suceder cada vez que asume un nuevo mandatario.

La salida de Laura Chinchilla del gobierno y el traspaso de la banda presidencial a Luis Guillermo Solís fue sinónimo de efervescencia en las calles.

En 2015 se contabilizó un total de 587 manifestaciones, 107 más que el año anterior.

Según el estado de la Nación, la mayor tensión estuvo en los primeros cuatro meses del año cuando todavía gobernaba Chinchilla. Allí ocurrió el 41,7% de las protestas con un promedio mensual de 61 movilizaciones. 

El 58,3% restante ocurrió ya en la administración Solís Rivera con un promedio menor de 42 en cada uno de ellos.

El 2015 tuvo su punto de tensión más alto en el mes de febrero, casi llegando a 60 protestas. 

Las calles han sido escenario de reclamos por vivienda, transportes y sobre todo empleo público y los salarios.