Última Hora

Lo bautizaron como José María Barrantes hace ya 92 años, pero en San Rafael de San Ramón lo conocen como “marico”.

Su familia fue la primera en elaborar carretas y una cosa llevó a la otra.

Desde hace 20 años pasa la mayoría del tiempo tallando madera y asegura que se ha convertido en su único vicio.

De cualquier trozo de madera de cedro, laurel o teca don “marico” hace una obra de arte.

Basta con ver su casa para darse cuenta de que tiene muy buena mano.

Pero no le pone precio a sus creaciones porque asegura que nadie le pagaría lo que de verdad significan para él.

Don “marico” también trabajó 50 años en construcción y ahora el esfuerzo le pasa la factura a su espalda. Tras la muerte de su esposa asegura sentirse un poco sólo.

Si hay algo que no le gusta a don “marico” es perder el tiempo, así que asegura que mientras Dios le preste la vida seguirá creando figuritas.