Última Hora

Un mural mitad cubano, mitad costarricense. De un lado La Negrita de Los Ángeles y del otro la virgen de la Caridad del Cobre.

Este mural es a partir de ahora un recuerdo del paso de miles de cubanos por nuestro país.

Los isleños lo diseñaron y pintaron como muestra de agradecimiento por la hospitalidad que encontraron en Costa Rica, una relación entre países, que según los artistas viene de muchos años atrás.

Vea: Migrantes cubanos realizan voluntariado en agradecimiento con Costa Rica.

Los cubanos tomaron el rato para investigar las tradiciones y costumbres ticas, para que en el mural todos nos sintamos identificados.

La obra de arte está pintada en uno de los muros del estadio municipal de La Cruz, cantón fronterizo con Nicaragua.