Última Hora

El delantero del Saprissa, Ariel Rodríguez, celebró 20 goles en el Torneo de Invierno, y se quedó con el título nacional y el de goleo. Este último trofeo no es nuevo en su familia, pues hace 25 años su padre, Erick, también lo logró.

En la campaña 1989-1990, Erick consiguió el galardón con el Uruguay de Coronado, tras perforar las redes en 13 ocasiones.

Este año el protagonismo fue para su hijo, quien además marcó un récord de anotaciones en torneos cortos, una temporada redonda. “Yo nací en el año 89 y no pude disfrutarlo, pero sé que él lo pudo disfrutar conmigo”, comentó Ariel.

Lo invitamos a observar el video adjunto y ampliar esta información.