Última Hora

Costa Rica tiene una  muy  seria crisis fiscal  y es necesario  cerrar esos huecos por donde persiste   la evasión  en el  pago de impuestos, principalmente en mercaderías que ingresan al país.
 
El Director de Aduanas mencionó que en  las últimas semanas pudieron detectar más de  10 toneladas de mercancías que se pretendía ingresar sin el pago de impuestos y la modalidad que  más se utiliza es no declararla en los documentos de importación, de esta forma muchas   mercancías  se convierten al final en contrabando.
 
Además señaló que quizás antes a la luz de  los 16 tratados comerciales que se suscribieron  se cayó en cierta facilidad para la importación de mercaderías que quizás se confunde con permisibilidad pero ahora han desplegado mayor fiscalización y han detectado abusos en donde  algunos exiliaron de la función pública, llámese agentes de aduanas u operadores  participan en  las intenciones de evadir el pago de los impuestos respectivos.

También las fiscalización ha aumentado en los puestos de ingresos al país por los aeropuertos y puestos fronterizos, pues allí se detecta que  pretender ingresar mercaderías que no  son  precisamente artículos personales del viajero. 

El director de aduanas señaló también que en mucha mercadería que ingresa  al país  han detectado falsificaciones de marcas y también piratería que en cierta forma  afecta al consumidor   pues  se les  está engañando,  esto además  de un sinfín de artículos que no cumplen con los otros controles que debe  tener  un país  en  aspectos sanitarios.

Dijo que el envío de  paquetería al país también es otro forma de evadir el fisco pues  corrientemente envían cajas donde señalan en documentos que vienen ciertos artículos pero a la hora de revisar han encontrado que no hay consecuente con lo que dicen los documentos, corrientemente son muchos más artículos y pretender ingresar de esa forma artículos para el comercio y  hasta armas han detectado.

En esta época del año en cuando se producen muchos envíos de paquetes y por eso han sido  minuciosos y dar seguimiento a  algunos mercaderías  sospechosas y han encontrado suficientes  evidencias de que pretendían evadir el fisco. 

Para los próximos meses se pretenden  aumentar los controles  y revisiones incluso en algunos  almacenes fiscales para  constatar lo que dicen los documentos de importación   con las  cajas  que vienen en los furgones  y que  quedan en custodia en estos lugares.