Última Hora

Por algún accidente, mala higiene, u otra enfermedad se pueden perder piezas dentales por eso una opción es recurrir a las prótesis dentales.

Las hay totales, parciales y removibles.

La odontóloga Silvia Bonilla le explica en Buen Día sobre este tema y algunas ventas y desventajas.

Prótesis totales

• La forma y la morfología de las arcadas, si el paciente tiene suficiente hueso se le sostendrá mejor la prótesis.

• Las fuerzas musculares muchas veces hacen la expulsión de las prótesis cuando la prótesis no se realiza de una buena manera.

Prótesis dental removible 

• Estas prótesis se utilizan para reemplazar dientes ausentes.
• Se pueden y deben extraer de la boca para facilitar la limpieza de ésta y de aquéllos.
• Mejoran la masticación, la estética y el habla. 
• Estos aparatos de prótesis removible se sujetan a algunos dientes naturales mediante dispositivos no rígidos, llamados retenedores (vulgarmente, «ganchos»), y también descansan sobre el hueso cubierto de mucosa.

Prótesis parciales flexibles

Ventajas

• Los ganchos de estas prótesis son del mismo tono de la encía y da muy buena estética.
• Son bastante confortables y livianas para el paciente.
• Menos alérgicas que la prótesis de acrílico.

Desventajas

• Son un poco más caras que las prótesis convencionales.
• No se pueden realizar rebases.
• No se pueden colocar dientes una vez echa.
• Está contraindicada en prótesis totales y con extremo libre.
• Muchas veces se pueden pigmentar.
• El paciente debe presentar los dientes sanos sin enfermedad periodontal.

Para más información puede comunicarse al teléfono 2229-9573.