Última Hora

Música, color y baile inundaron las calles de Desamparados, donde cientos de personas armaron su fiesta de fin de año en el tradicional carnaval.

Sólo una vez al año se permite la fiesta en media calle.

Que lo digan los vecinos de Desamparados, quienes cada año reciben el carnaval.

Bandas y comparsas pusieron a bailar a los asistentes.

Desde muy temprano y de todas partes del país, cientos de personas se unieron a la fiesta.

La alegría iba y venía con las carrozas, los porristas, las mascaradas, pero también con personajes muy peculiares.

El sol hizo que la Cruz Roja atendiera a varias personas y la policía reportó al menos 10 detenidos y algunas riñas.

El recorrido del carnaval fue de aproximadamente dos kilómetros.