Última Hora

Este lunes se podría abrir una puerta de salida para miles de cubanos que se encuentran varados en la frontera con Nicaragua.

En las últimas horas, Estados Unidos confirmó que recibiría a los isleños en su país. Una nueva esperanza para  que los cubanos puedan llegar a Estados Unidos está puesta ahora en una reunión que se realizará entre autoridades regionales  este lunes en la capital chapina.

Se especula que en esa reunión las autoridades de Guatemala podrían anunciar la autorización para que los  migrantes isleños que están suelo tico puedan volar hacia ese país, para luego seguir por tierra hacia México, y de México hacia Miami,  que es adonde desean llegar.

Y es que esta semana el gobierno norteamericano informó a autoridades regionales  que sí recibirá a estos isleños varados en nuestro país.

Así lo aseguró Kathya Rodríguez, directora de Migración, quien explicó que en una reunión que se realizó en México el martes 22, donde participaron varios países de la región, las autoridades estadounidenses confirmaron que sí los recibirán.

Rodríguez amplió también que uno de los puntos que ha frenado a los gobiernos vecinos a permitirles a estos cubanos pasar por sus territorios en su travesía hacia Miami, es el temor a que se  queden en sus países, a lo que los migrantes han respondido que no tienen interés.

Otra de las preocupaciones es el tema de costo, pero ese tampoco debe entrabar el avance, pues los isleños han dicho que ellos pueden cubrir el costo del vuelo.

Además de los 5.000  que están en nuestro país de manera legal, gracias a una visa de tránsito, hay aproximadamente unos 250 cubanos que se mueven entre la  frontera de Costa Rica y Panamá, en un limbo, pues no tienen visa. Ellos llegaron después de que el gobierno anunció que ya no les dará más permisos para entrar al país.

Un estadounidense identificado como Jason Bos, quien llegó a ese sector el 24 de diciembre les regaló dinero a muchos de ellos.

Mientras tanto, las autoridades costarricenses acudirán a la cita en Guatemala con la fe de que se resuelva esta situación que ya  ha hecho necesario que la comisión nacional de emergencias establezca 37 albergues.