Última Hora

El entrenador alemán del Liverpool, Jurgen Klopp, expresó este jueves su sorpresa ante la controversia suscitada por su decisión de saludar a los aficionados del equipo después del 2-2 ante el West Bromwich Albion.

El Liverpool logró el 13 de diciembre un empate in extremis en Anfield Road con un gol en el minuto 96 obra del belga Divock Origi, que fue celebrado por Klopp y sus jugadores saludando a sus seguidores de 'The Kop' (grada emblemática del estadio del Liverpool).

El gesto fue motivo de escarnio para los hinchas del Everton, equipo también de la ciudad de Liverpool, y enemigo histórico de los 'Reds'. Sin embargo, Klopp señaló que el saludo era parte de la estrategia para reforzar los lazos de unión entre la afición y los jugadores.

"Es realmente interesante para mí, ya que es la primera vez en mi vida que vivo en un país extranjero. Pensé que sabía mucho de Inglaterra porque estuve aquí varias veces y siempre me divertí", explicó.

"Nos parecemos físicamente, pero parece que en algunas cosas somos muy diferentes. Fue una decisión en el momento. Nunca la planeé, y pensé 'si empatamos contra el West Brom, quizá deberíamos'".

"Me gustaría ser más frío, pero soy muy pasional, lo podéis ver en mi cara algunas veces", añadió.

"Algunas veces río más de lo que debería, otras parezco más enfadado de lo que debería, y otras nadie sabe lo que expresa mi rostro".

Klopp realizó estas declaraciones días antes de enfrentarse el sábado al líder de la Premier, el Leicester, donde su equipo intentará romper una racha de cuatro partidos sin ganar en todas las competiciones.