Última Hora

A doña Nuria, su hija y su nieto los conocimos viviendo en una casita alquilada en Guadalupe de Alajuela.

De seguro usted no los ha olvidado. Dormían en una sola cama los tres, la pila no tenía desagüe para ningún lado y jalaban el agua en baldes.

En aquella ocasión doña Nuria nos contó sus necesidades y su eterno amor por la Liga Deportiva Alajuelense.

Muchas personas quisieron regalarle una vejez como la que merece y por eso ahora podrá vivir en una casa que es hermosa.

Queríamos sorprenderla de verdad, así que le llevamos a varios jugadores de la Liga que la esperaron dentro de la casa.

Fue tanta la emoción que tuvo que sentarse de una vez en el sillón, lo bueno es que aprovechó para ver los regalos rojinegros: paños, colchas, almohadas y peluches.

Los jugadores la acompañaron a ver toda la casa. Cristopher, el pequeño, no quiso ni atender entrevistas para no perder un segundo en su nueva cama, una cama solo para él.

Palí les dio, como al resto de familias, 600.000 colones para los próximos meses y Monge les amuebló toda la nueva casa.

Feliz navidad para doña Nuria, Kattia y Cristopher, pero sobre todo feliz navidad para usted que hizo posible este sueño.