Última Hora

El presidente del Alajuelense, Raúl Pinto, aseguró que perder la final contra el Saprissa representa “un golpe muy duro para la afición”.

El jerarca manudo calificó así el trago amargo que vivieron los manudos cuando habló con Radio Columbia.

Pinto explicó que tras la derrota hay que “recapacitar y ver en qué se falló”, al tiempo de asegurar que hay que hacer cambios inmediatamente.

Sobre el técnico Hernán Torres el presidente aseguró que no tienen “ningún indicio” de que el colombiano quiera dejar su puesto frente a los manudos.