Última Hora

José Joaquín Montero es vecino de Guápiles, y aunque padece una discapacidad en sus piernas, tuvo que llegar hasta la oficina de la Administración Tributaria del Ministerio de Hacienda en San José para reclamar el aumento en el valor de su vehículo.

Se trata de un Land Rover modelo 93 que tenía un valor fiscal de ₡4 millones y, tras el ajuste que hizo Hacienda en los últimos días, pasó a ₡10 millones, lo que también disparó la tarifa de marchamo.

Lamentablemente, por el aumento que también tuvo el valor fiscal en el 2014, Montero no pagó el marchamo.

Él consideró que si Hacienda había cometido un error, la misma institución debería corregirlo, y él no tendría que ir hasta San José a arreglarlo, pero ahora le están cobrando 731.975 colones.

A este ciudadano no le permitieron presentar el reclamo por la deuda pendiente.

Además, por el receso de fin de año, estos casos ya quedarán para resolverse en el 2016, pero con el agravante de que se exponen a una multa por no pagar.