Última Hora

No pudo ser de otra manera. Miss Universo desató ácidas críticas pero también otras menos virulentas tras la equivocación de anoche, en la gran final, con Miss Colombia, quien no duró ni tres minutos coronada como la máxima representante de la belleza internacional.

El presentador de la ceremonia, Steve Harvey, asumió la responsabilidad total al anunciar a Ariadna Gutiérrez como la sucesora de la también colombiana Paulina Vega cuando en realidad -se excusó él- la corona era para Miss Filipinas, Pia Alonzo Wurtzbach.

El diario El Tiempo de Bogotá cuestionó por qué Harvey o la organización no se percataron del supuesto error y no expusieron a la cafetalera a celebrar, con banderita colombina en su mano, de un triunfo que no le pertenecía.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, consoló a Gutiérrez a través de su cuenta en Twitter, en la que escribió que ella "seguirá siendo nuestra Miss Universo".

La revista Variety publicó: "Steve Harvey cometió un error, un gran error", al tiempo que detalló las reacciones que se suscitaron en redes sociales poco después del gazapo, desde aquellas que crucificaron a Harvey hasta quienes lo defienden, como la leyenda del baloncesto Magic Johnson.

En redes sociales los dardos apuntan al presentador y a la organización con comentarios que, incluso, cuestionan la credibilidad de esta organización, que asume Miss Universo en el primer año que Donald Trump no está al mando.

El Daily Mail calificó lo ocurrido como un " desastre", y acompañó la foto de portada con un enorme "mi error".