Última Hora

La Asociación Obras del Espíritu Santo reunió este domingo a 35.000 niños en riesgo social y a algunos de sus familiares en una multitudinaria fiesta navideña.

El Estadio Nacional, sede de la celebración, vio cómo sus alrededores se llenaban desde temprano con cientos y cientos de niños ansiosos por ver qué les esperaba.

Adentro, las graderías del escenario deportivo se convirtieron en el centro de una fiesta que les tenía preparados golosinas, jugos, alimentación y los esperados juguetes.

El sacerdote Sergio Valverde, de la organización de la actividad, dijo que la celebración reúne a menores de varios puntos del país, entre ellos de sitios alejados como Limón y Puntarenas.

Pasada la una de la tarde, los asistentes disfrutaban de actos culturales y religiosos a la espera de la entrega de obsequios, reunidos gracias a donaciones y patrocinios.

Valverde recordó que esta es la edición 15 de la fiesta navideña de la Asociación.