Última Hora

Adén, Yemen | AFP | Una tregua decretada durante las negociaciones de paz en Yemen parecía haber volado por los aires este viernes, tras una ofensiva militar de fuerzas gubernamentales yemeníes con apoyo de Riad contra los rebeldes hutíes, que replicaron disparando dos misiles hacia Arabia Saudita.

Las fuerzas regulares yemeníes, apoyadas por una coalición árabe bajo mando saudita, arrebataron desde el jueves dos ciudades a los rebeldes chiitas en el norte del país, indicaron fuentes militares y tribales este viernes, en el cuarto día de un alto el fuego violado varias veces.

Replicando a estos ataques, fueron disparados dos misiles desde Yemen hacia la vecina Arabia Saudita, lo que probablemente haga volar por los aires la precaria tregua instaurada el martes para favorecer unas conversaciones de paz en Suiza, que se llevan a cabo con la mediación de la ONU.

Esta escalada coincidió con la ausencia de representantes rebeldes en Suiza en la mañana del viernes, según una fuente gubernamental, pero un portavoz de la ONU afirmó que las negociaciones continuaban y que las conversaciones se iniciarían en la tarde del viernes.

Las fuerzas leales al presidente Abd Rabo Mansur Hadi, apoyadas por la aviación de la coalición árabe, reconquistaron primero el jueves una ciudad del noroeste de Yemen, Harad, según fuentes militares. La operación estuvo organizada desde territorio saudí.

Este viernes, arrebataron a los rebeldes chiitas hutíes, con ayuda de tribus locales, la ciudad de Hazm, capital de la provincia de Jawf (norte), indicaron fuentes tribales.

También este viernes, la coalición anunció que la defensa antiaérea saudí interceptó un misil balístico disparado desde Yemen. Un segundo misil cayó en una zona desértica del reino.

Desde marzo, Riad lidera una coalición regional que apoya al presidente Hadi frente a los rebeldes chiitas hutíes. Estos, que cuentan con apoyo de Irán, controlan numerosas regiones del país, entre ellas la capital Saná.

Una tregua estaba en vigor desde el martes en Yemen y los rebeldes y las fuerzas progubernamentales habían concluido el jueves un intercambio de más de 650 prisioneros.

No obstante, la tregua era muy frágil y la coalición bajo mando saudí que desde marzo lleva a cabo bombardeos en Yemen denunció varias violaciones del alto el fuego, a las que dijo haber respondido.

Los rebeldes acusaron por su lado a sus rivales y la coalición árabe de haber vulnerado el alto el fuego.

Desde marzo, cuando se iniciaron los bombardeos liderados por Arabia Saudita, la guerra en Yemen ha causado unos 6.000 muertos y 28.000 heridos, entre ellos numerosos civiles, según la ONU.

La coalición afirma que sus operaciones está dirigidas únicamente contra los rebeldes y desmiente regularmente que ataque a civiles.

No obstante, el viernes 11 de diciembre, Amnistía Internacional acusó de bombardeos aéreos contra escuelas yemeníes a la coalición liderada por Riad, recalcando que la arman países como Estados Unidos y Gran Bretaña a los que pidió suspender "todas las transferencias de armamento" utilizado para cometer "crímenes de guerra".