Última Hora

Golpes entre barras; golpes entre barras y miembros de la seguridad privada; lanzamiengo de bengalas; golpes de aficionados contra jugadores y fuertes y agrios reclamos de los aficionados contra el arbitraje.

Vea: Pleito entre barras opaca la semifinal entre Herediano y Saprissa

Este fue el marco de la semifinal entre Herediano y Saprissa, la noche de este jueves, en el estadio Rosabal Cordero, y que terminó con victoria rojiamarilla, aunque insuficiente para pasar a la final, gracias al gol de más de los morados obtenido en su estadio.

Los ánimos se caldearon en el primer tiempo, antes del minuto 20, cuando las barras -que estaban una al lado de la otra- se enzarzaron en una gresca que incluyó lanzamiento de bengalas.

Vea: Herediano quedó corto en la remontada y Saprissa disputará el cetro ante Alajuelense 

La escasa seguridad privada se vio abrumada pero, a duras penas, logró controlar los desmadres, que obligaron a extender el primero tiempo en 8 minutos.

En la segunda etapa el ambiente hostil de vivió al término del encuentro, cuando los aficionados heredianos se abalanzaron hacia el marco morado. Uno que otro jugador saprissista tuvo que correr para evitar ser golpeado por la tromba que vociferaba improperios -que salieron al aire- contra el cuerpo arbitral.

Ese grupo de aficionados reclamaba aquel polémico tercer gol morado en el primer partido de esta semifinal. 

Una vez más -según las imágenes que se vieron en televisión- la seguridad privada trataba de controlar a duras penas a los revoltosos, que afearon lo que pudo ser un bonito espectáculo.

Vea: Así se jugará la final del torneo entre Alajuelense y Saprissa 

Un dato para tomar en cuenta: Seguridad Público emitió un comunicado en el que informaba que no había aprobado los planes de seguridad en las semifinales, por lo que no había presencia de Fuerza Pública en el Rosabal Cordero.