Última Hora

El exembajador de Costa Rica ante la ONU, Eduardo Ulibarri, ve la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) como una oportunidad para que costarricenses y nicaragüenses restauren sus relaciones.

Para Ulibarri, lo importante en el futuro será “la buena voluntad de las partes” tanto para acercarse como para cumplir la sentencia.

Vea: Luis Guillermo Solís pide a Nicaragua respetar sentencias de corte de La Haya

En esta dirección, el embajador de Nicaragua en La Haya, Carlos Argüello, dijo que su país acatará el mandato del órgano superior “en todos sus extremos”.

“Tengo confianza y esperanza de que la actitud del canciller sea un preludio para la normalización de relaciones entre ambos países”, dijo Ulibarri.

Aunado a ello, el periodista y diplomático señaló que “Nicaragua no se puede dar el lujo de irrespetar un fallo tan contundente”, luego de sus recurrentes presencias ante la CIJ.

La sentencia, que ratificó la soberanía tica sobre isla Portillos y descartó un daño al río San Juan por la construcción de la trocha fronteriza, es para Ulibarri motivo de orgullo, “por el sólido trabajo que el Estado costarricenses hizo durante dos gobiernos”.