Última Hora

El fallo de la Corte Internacional de Justicia, favorable para Costa Rica, es motivo de alegría para los habitantes de la margen costarricense del río San Juan, sin embargo también son cautos.

De hecho, los vecinos de la zona auguraron la resolución de La Haya que ratificó la soberanía de Costa Rica sobre isla Portillos.

Ellos celebran con mesura por temor a que los militares nicaragüenses que vigilan el afluente fronterizo les impidan el libre tránsito o los traten de mala manera.

Vea: Nicaragua: "Sentencia (en La Haya) fue balanceada"

En viviendas de Delta Costa Rica, Fátima y San Antonio, observaron la lectura del fallo y señalaron que el conflicto por isla Portillos les trajo desarrollo social y comercial.

La reacción del Gobierno en medio de la tensión de aquel momento derivó en la construcción de la trocha fronteriza, eso les llevó electricidad e internet.

Vea: Así informan los medios de Nicaragua sobre sentencia de La Haya relacionada con isla Portillos

Los lugareños celebran que en adelante sus viviendas tendrán las puertas hacia la carretera 1856 y no hacía el río San Juan.

Por ahora, el sentimiento general es que la trocha los acercó al resto del país, antes su principal canal de tránsito era el río Sarapiquí, Colorado o el mismo San Juan.