Última Hora

Los toreros improvisados y montadores que participen en las corridas de fin y principio de año tendrán que tener una póliza del Instituto Nacional de Seguros (INS).

Según la Caja, el seguro es un requisito obligatorio para que los eventos puedan realizarse.

Durante los festejos del año anterior en Zapote, la Caja invirtió 16 millones de colones en la atención de pacientes heridos dentro del redondel.

Los servicios brindados en hospitales pueden costar entre 900 mil y cinco millones de colones por persona, según la gravedad.