Última Hora

La Habana, Cuba | AFP | Estados Unidos debería implicarse en una solución a la crisis migratoria de los cubanos que quedaron varados en Costa Rica cuando intentaban pasar hacia territorio estadounidense, dijo el presidente Luis Guillermo Solís este martes durante su visita a La Habana.

"Quisiera insistir en que este no es un problema bilateral de Costa Rica con ninguna nación, sino que debe ser visto con una perspectiva multinacional", señaló el mandatario costarricense a la prensa antes de reunirse con su homólogo Raúl Castro.

En este caso - agregó Solís - "estamos involucrados todos los países que de alguna manera tenemos algo que ver con esta migración, incluidos ciertamente los Estados Unidos".

Alrededor de 4.000 cubanos - según una estimación reciente del mandatario - quedaron varados en el país centroamericano sin poder seguir su trayecto por tierra hacia Estados Unidos desde que Nicaragua les cerró el paso por su territorio el 15 de noviembre pasado.

Las autoridades costarricenses han tenido que improvisar albergues en escuelas, gimnasios, iglesias y salones comunales en su zona norte para acoger a los isleños.

Las gestiones de Costa Rica con Guatemala y Belice para trasladarlos por avión a alguno de esos países se vieron frustradas por su negativa de permitirles el paso, mientras México ha dicho que aceptaría darles tránsito por su territorio solo si ingresan por tierra.

"El gobierno de Costa Rica ha seguido trabajando intensamente en el plano diplomático con el fin de lograr acuerdos que permitan su salida del territorio nacional", destacó Solís.

Los cancilleres de Centroamérica junto a los de Colombia, Ecuador, México y Cuba, se reunieron el 24 de noviembre en El Salvador en busca de una salida para los cubanos, pero el encuentro fracasó cuando Nicaragua insistió en cerrarles el paso.

Temerosos de perder beneficios migratorios que les concede Estados Unidos, por cuenta la reconciliación diplomática de Washington y La Habana, los cubanos iniciaron una travesía desde Ecuador - países que hasta poco les permitía su ingreso sin visa - hacia territorio estadounidense.

Aquí lo que procede es "que se garantice su paso hacia el destino que llevan. Si voluntariamente uno de esos migrantes desea volver a su país de origen, ese regreso está garantizado por el gobierno de Cuba y también por los organismos multilaterales", comentó Solís.

La crisis de los migrantes será llevada por Costa Rica a la cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), el viernes próximo en El Salvador.