Última Hora

En unos años, comer alimentos con alto contenido calórico o tomar gaseosas podría tener un costo adicional.

Y es que la Caja del Seguro Social pretende diversificar sus fuentes de financiamiento con impuestos a ciertos productos, para no depender totalmente de las cargas sociales.

Esas son opciones que se analizan y que podrían convertirse en propuestas concretas el próximo año.

Los recursos permitirían asegurar el financiamiento de servicios, infraestructura y compra de nuevos equipos.

El presupuesto de la Caja para el próximo año es de 3.2 billones de colones.