Última Hora

Un hombre de 22 años murió en las fauces de un cocodrilo, el mes pasado, en un lago del condado de Brevard, en Florida, cuando se intentó esconder de la policía.

Según reportan medios de prensa locales como WFTV, Matthew Riggins intentó robar en una casa de la zona cuando fue visto por un vecino, quien avisó a las autoridades.

De acuerdo con The Huffington Post, durante su huida el sujeto llamó a su novia a la que le contó que estaba siendo perseguido por intentar robar en varias cosas en compañía de otro hombre. Este último sospechoso fue detenido, pero negó los cargos.

En su huida Riggins se escondió en un lago, sin sospechar que allí habitaba un cocodrilo de 3,3 metros de largo que lo mató y se comió varias partes de su cuerpo.

Sú búsqueda se realizó por tierra con ayuda de unidades caninas y por aire. Los restos del hombre fueron hallados cinco días después cerca del lago, pero su identificación plena por parte de los cuerpos forenses ocurrió la semana pasada.

Los responsables de la policía local aseguran que nunca antes se había presentado un caso como este.