Última Hora

El astro argentino del Barcelona Lionel Messi señaló que su equipo "se ha vuelto más vertical", en una entrevista concedida a la FIFA publicada este martes, a dos días del debut de los azulgranas en el Mundial de Clubes ante el Guangzhou Evergrande en Yokohama.

"Hemos cambiado un poco. Nos hemos vuelto más verticales. Por supuesto, no hemos perdido la idea de tener la pelota, es nuestro sello y nuestra prioridad: controlar el juego y mantener la posesión lo más que podamos. Pero ahora le hemos añadido la idea de que en dos toques podemos estar en la otra portería", reconoció 'La Pulga'.

El atacante también admitió un cambio en su estilo: "Me parece que, aunque mantengo la esencia, he ido agregando cualidades a mi juego en estos años".

Los azulgranas, que llegaron a Japón el lunes, preparan el duelo ante al Guangzhou, campeón de Asia, que sorprendió al América en cuartos (2-1).

"Es una competición muy linda, una de mis favoritas. Por el valor que tiene pero también por lo que significa: haber ganado la Champions. Y te da la oportunidad de coronar un año de la mejor manera posible", señaló Messi sobre un torneo en el que ha marcado en las dos finales que ha ganado, en 2009 y 2011.

Messi recordó su duelo de hace 4 años con Neymar, cuando el Barcelona entrenado por Pep Guardiola batió 4-0 al Santos.

Elogios a Neymar

"Soy testigo de su enorme crecimiento, tanto en lo futbolístico como en lo personal. Ya entonces era un grandísimo jugador y hoy en día lo es mucho más todavía, mucho más completo. La verdad es que es un gusto y un privilegio tenerlo", señaló.

Dos años antes, en un partido mucho más cerrado, el Barcelona levantó su primer Mundial de Clubes ante Estudiantes (2-1), empatando en el tiempo de descuento y sentenciando con un gol de Messi en la prórroga. Ahora el argentino podría enfrentarse a River Plate en la final.

"Es una sensación rara. En mi carrera sólo me ha tocado una vez jugar contra un club argentino, y fue precisamente ante Estudiantes. Fue un partido durísimo", recordó.

"Es algo que me motiva porque River es un equipo grande a nivel mundial", añadió sobre un club en el que pudo jugar antes de fichar por el Barcelona. "Al final no sucedió, pero sí es verdad que se dio la posibilidad cuando yo era muy chiquito", admitió.

Finalmente Messi alabó Japón: "La última vez que estuvimos en el país pudimos disfrutar de un día libre para salir, recorrer un poco y andar por la calle como personas anónimas. El trato de la gente siempre fue espectacular, apasionada pero respetuosa. Es un país que me gusta mucho".