Última Hora

Tras la muerte de uno de los quintillizos en el vientre materno, su madre fue internada en el Calderón Guardia para controlar la presión arterial.

La paciente fue internada este lunes.

Con 28 semanas de gestación, ahora el embarazo será vigilado por los médicos 24 horas en el hospital Calderón Guardia.

La madre fue internada luego de la muerte de uno de sus bebés dentro del vientre. Los otros cuatro están bien.

El hospital no reveló datos de identidad de la madre de los bebés.

Los médicos tratan de retrasar el nacimiento para evitar complicaciones asociadas con la prematuridad.