Última Hora

La sentencia que definan los jueces en La Haya por el conflicto fronterizo debe ser de acatamiento obligatorio para Costa Rica y Nicaragua.

Desde 1946, la Corte Internacional de Justicia de La Haya es la encargada de resolver las controversias entre los países. En ese estrado está el conflicto fronterizo que llegará a su fin el próximo 16 de diciembre.

La sentencia que dicten los jueces debe ser de acatamiento obligatorio, no importa para que lado se incline la balanza.

Sea cual sea el resultado Costa Rica aceptará lo que dicten los jueces. Ya el canciller Manuel González lo adelantó y es una posición que se ha mantenido y respetado desde el inicio.

“En el caso de Costa Rica, aunque no nos guste lo que se resuelva o no favorezca los cumpliremos, el derecho internacional es nuestra forma de defensa y nos interesa fortalecerlo y acatarlo”, dijo.

A este miércoles, la Corte llegará 12 casos pendientes. Tres de ellos son el conflicto entre Costa rica y Nicaragua. De esos tres, resolverá los casos de isla Calero y la trocha y quedará pendiente para futuro los límites marítimos.