Última Hora

En lo que va de este mes ya la Fuerza Pública ha intervenido al menos 16 fiestas estudiantiles donde el licor y las drogas son parte de la diversión.

Según la Fuerza Pública la mayoría de padres de familia desconocían que sus hijos iban a este tipo de actividades, razón por la cual hacen el llamado para que estén atentos de las estrategias que usan los adolescentes para salirse con la suya.

El caso más reciente ocurrió el viernes, la Fuerza Pública detuvo un autobús cargado de estudiantes y drogas en el sector de Curridabat.

Al parecer, los jóvenes se dirigían a una fiesta de barra libre pero fueron interceptados por las autoridades frente al centro comercial Plaza del Sol.

Los menores fueron reportados al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) para que se inicie una investigación al respecto.