Última Hora

El entrenador del América Ignacio Ambriz declaró que era el responsable de la derrota 2-1 ante el Guangzhou, "un fracaso rotundo", este domingo en Osaka, en los cuartos de final del Mundial de Clubes.

"Sí, temo por mi continuidad, no ganamos en México (Torneo Apertura) y hoy fracasamos. Es un fracaso rotundo. Soy el responsable de esto y el más perjudicado soy yo", dijo Ambriz en la conferencia de prensa.

Lea también: Barcelona y River tendrán rivales asiáticos en semifinales de Mundial de Clubes

Dominador durante gran parte del choque, el América no supo aguantar la ventaja de 1-0 que le dio el gol de Oribe Peralta en el minuto 55. Zheng Long (80) Y Paulinho (90+3) le dieron la vuelta al partido.

"No somos contundentes, es una gran frustración, las desatenciones nos han costado el partido", reconoció Ambriz.

"El Guangzhou fue un gran rival, pero nos ganaron en el último minuto pudiendo ir al tiempo extra", continuó.

El técnico también se refirió al incidente entre dos de sus jugadores, el colombiano Darwin Quintero y el capitán Rubens Sambueza, que se encararon tras el empate del Guangzhou.

"Son personas mayores y profesionales. Ahora tienen que asumir las consecuencias que vengan. A mí me criticaron cuando tuve un problema así en un entrenamiento", dijo Ambriz.