Última Hora

Ciento veinte niños y niñas de diferentes barrios del cantón de Coronado tuvieron hoy una fiesta de Navidad como siempre la soñaron.

Esta actividad fue organizada por la delegación policial de Coronado,  y contó con el apoyo de los comercios y vecinos de la zona.

Desde hace varios meses los Policías pusieron manos a la obra para que el evento fuera todo un éxito.

Este jueves por más de cuatro horas los pequeños disfrutaron a más no poder; entre inflables, algodones de azúcar, helados, hamburguesas, el famoso Maromero y el colacho azul, que les traía muchos regalos.

Además compartieron primero con los oficiales de Fuerza Pública y después estos cambiaron sus uniformes y se transformaron en Batman, el capitán América, Superman, Flash y Mario Bros para sorprender a los niños.

"Lograron organizamos y obtener el apoyo de muchas empresas y personas, juntos  les brindamos hoy a estos pequeños un día muy diferente y eso nos llena de felicidad", dijo el jefe de la delegación de Coronado, Franklin Cárdenas.