Última Hora

Los oficiales de dos unidades tácticas que son investigados por responder a los disparos de tres supuestos sicarios que murieron durante un allanamiento en Puntarenas actuaron de forma correcta, según un informe del OIJ.

Los fallecidos el 14 de noviembre del 2014 durante el allanamiento fueron identidades como: Luis Yuriel Cubillo, su hijo Luis Cubillo Cortés, y Alexander Pérez Vásquez.

A ellos se les buscaba por tráfico de drogas y sicariato y tenían armas de fuego en su poder.

Tras el ingreso del Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT) del OIJ y de la Unidad Especial de Intervención (UEI) del Ministerio de la Presidencia a dos de las viviendas, los sospechosos iniciaron el tiroteo.

Los agentes respondieron al fuego directamente a los atacantes, sin herir a menores de edad y mujeres que se encontraban en las mismas habitaciones donde fallecieron los sospechosos.

Así lo recuerda el jefe de la unidad táctica del OIJ, quien fue parte del grupo que ingresó a las viviendas.

Tras la muerte de esos sujetos, la sección de Homicidios del OIJ comenzó una investigación y  presentó un informe a la fiscalía de Puntarenas. Esta investigación se encuentra en la etapa final.

Sin embargo, dicho informe revelaría que la actuación de los agentes del SERT y de la UEI actuaron en clara defensa de su vida y de las personas inocentes que estaban en la misma casa.

Tras dicho enfrentamiento, dos agentes de la Unidad Especial de Intervención resultaron heridos de bala.