Última Hora

En lo que va de esta semana, cuatro personas han perdido la vida producto de balaceras y ajustes de cuentas.

El primer caso ocurrió este martes en Calle Lámparas de Aserrí.

La víctima fue Luis Marín Fonseca, de 22 años. Su cuerpo fue encontrado con 10 impactos de bala, en una cancha de fútbol de la localidad.

El caso, según las autoridades, podría estar ligado con un ajuste de cuentas.

El otro de los asesinatos se dio en La Unión de Cartago. Allí, un hombre fue baleado en una solitaria calle en el sector de Quebradas de Río Azul.

En el lugar se escucharon varias detonaciones y fue minutos después que los vecinos se percataron del hecho y avisaron de inmediato a las autoridades.

La policía de investigación aún no tiene la identidad de la persona ni las circunstancias que pudieron mediar en este hecho.

El tercer caso se registró con la muerte de un hombre producto de un tiroteo en el que dos mujeres resultaron heridas.

El hecho se dio en Santa Teresita de Aserrí.

Al parecer, las victimas salieron de una casa a bordo de un carro. En ese momento fueron sorprendidos por sujetos que dispararon sin piedad.

El hombre, conocido como "Colo", murió dentro del vehículo mientras que sus dos acompañantes fueron llevadas de emergencia al hospital San Juan de Dios y a la clínica de Desamparados.

El cuarto caso se dio en el parque Los Geranios, en Guácimo de Limón.

Un hombre identificado con los apellidos Serrano Mora, de 29 años, murió la noche de este martes tras recibir varios impactos de bala en el abdomen.

Los hechos ocurrieron cerca de las 8 de la noche y según la versión de testigos, tras recibir los disparos, la victima corrió hasta su vivienda, pero murió antes de ingresar.

Las autoridades detuvieron a un sospechoso quien sería vecino del fallecido. Ahora el caso está en manos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).