Última Hora

El granjero y fotógrafo aficionado Francois Borman captó impresionantes imágenes que muestran el lado más salvaje de África.

Se trata de la cruenta batalla entre un bebé elefante y un cocodrilo que ocurrió en la orilla de un afluente en Zimbabue.

Según narró Borman, el pequeño elefante “entró corriendo al pozo y se dejó caer en el agua apantanada, dando vueltas y chapoteando".

"No tenía preocupación alguna, y definitivamente no estaba pensando en los peligros que podrían haber en esas aguas turbias", continuó.

El experimentado fotógrafo dijo que, de pronto, el cocodrilo apareció en escena, se lanzó sobre el animal y lo agarró firmemente por su trompa.

“El tiempo se detuvo y el elefantito luchó, con una explosión de pura determinación casi saca al cocodrilo del agua. Los otros elefantes se fueron hacia el cocodrilo y eventualmente dejó ir al bebé elefante", contó en declaraciones reproducidas por BBC Mundo.

Finalmente, el elefante logró liberarse, retrocedió y el reptil regresó al agua.