Última Hora

Rusia atacó Siria con misiles lanzados por primera vez desde un submarino que se hallaba en el mar Mediterráneo, anunció este martes el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu.

"Utilizamos misiles crucero Calibre desde el submarino 'Rostov-on-Don' en el mar Mediterráneo", contra "dos bastiones terroristas" cerca de Raqa, capital de hecho del grupo yihadista Estado Islámico, informó Shoigu al presidente Vladimir Putin, en un encuentro difundido por la televisión estatal.

"Como resultado de los exitosos lanzamientos de la aviación y del submarino todos los objetivos fueron destruidos", señaló Shoigu, que especificó que los misiles hicieron blanco en infraestructuras petroleras, depósitos de municiones y una fábrica de minas.

La agencia Interfax había informado este martes, citando a una fuente anónima, que un submarino ruso se acercaba a la costa siria para lanzar misiles de crucero, como parte de las intervención iniciada el 30 de junio para ayudar al régimen de Bashar al Asad frente al EI y otras organizaciones rebeldes. 

El presidente Putin dijo este martes que los misiles Calibre lanzados desde el submarino pueden estar equipados con cabezas nucleares, pero dijo que espera que "nunca sea necesario utilizarlos en la lucha contra el terrorismo".

Shoigu señaló que Moscú había advertido a Israel y Estados Unidos, que también realiza operaciones militares en Siria, sobre los ataques lanzados desde el submarino.

Desde Washington, el portavoz del Pentágono, Peter Cook, confirmó que Rusia había informado a la coalición sobre el ataque, para evitar incidentes aéreos. 

"Lo apreciamos" especialmente ya que el Kremlin no estaba obligado, afirmó el funcionario, que dijo que la advertencia fue una "medida de seguridad adicional adoptada por Rusia". 

Con este nuevo ataque Moscú refuerza la amplia gama de opciones que tiene disponibles para su intervención en Siria. En operaciones anteriores Moscú ya había probado lanzar misiles de este tipo desde los barcos de guerra que tiene en el mar Caspio. 

Shoigu por su parte agregó que los aviones de combate rusos han efectuado 600 salidas y han destruido "300 objetivos de distinto tipo" en los últimos tres días.