Última Hora

El Real Madrid, que ya estaba clasificado para los octavos de final como primero del Grupo A, cerró su participación en la primera fase con una goleada ante el Malmö sueco (4-0) con tres tantos del delantero francés Karim Benzema, y cuatro del portugués Cristiano Ronaldo.

Ronaldo superó el martes su propio récord de goles anotados en una misma fase de grupos de la Liga de Campeones, con 11 goles en seis partidos, por los 9 que anotó en la 2013-2014, mismo número de goles que marcó el brasileño Luiz Adriano en 2009 con el Shakhtar Donetsk.

Vea: Cristiano establece nuevo récord goleador en la fase de grupos de Champions

El portugués, autor de un repóker de goles contra el Espanyol de Barcelona en septiembre en la liga (6-0), firmó por primera vez cuatro goles en un partido de Champions.

En un partido muy cómodo para el Real Madrid, que apenas encontró oposición en su rival, el delantero internacional francés Benzema abrió el marcador al aprovechar un rechace en el área tras un remate de Isco (12). 

El propio Benzema, situado en el ojo del huracán las últimas semanas por su presunta vinculación con el chantaje de la 'sex-tape' sobre su compañero en los Blues Mathieu Valbuena, anotó el segundo con un cabezazo inapelable a la escuadra a centro de Cristiano Ronaldo (24). 

El tercer gol blanco fue obra del candidato a Balón de Oro y máximo goleador histórico de la competición, Cristiano Ronaldo, quien envió al fondo de la red una falta escorada que botó antes del arquero sueco (39).

El siguiente llegó con un remate en el interior del área (47), y el tercero mediante un disparo cruzado (50). El cuarto de su cuenta particular, y sexto del Madrid, llegó con otro disparo dentro del área a pase de taquito de Benzema.

El croata Matteo Kovacic (70), y de nuevo Benzema (74) cerraron el escandaloso resultado.

Goleada para aliviar los males

El conjunto madridista respondió con juego y goles a la necesidad de agradar a su afición con la que afrontaba el partido. Después de la humillante derrota sufrida en el Clásico ante el Barcelona (4-0), y la posterior eliminación de la Copa del Rey por la alineación indebida del ruso Denis Cheryshev, los hombres dirigidos por Rafa Benítez han ganado holgadamente todos sus partidos, lo que ha suavizado el descontento de su afición tanto con el equipo como con la directiva.

Con este resultado, el conjunto blanco accede a octavos de final con 5 victorias y un empate, y un balance de 19 goles a favor y sólo tres encajados.

El Malmö se despide de toda competición europea con una victoria, la lograda en la tercera fecha ante el Shaktar Donetsk ucraniano (1-0), partido en el que anotó su único gol en la competición. Su entrenador, el noruego Age Hareide, se sentó por última vez en el banquillo del Malmö, después de dos años dirigiendo al equipo sueco.

El segundo de la llave es el París SG, que venció por 2-0 en el Parque de los Príncipes al Shakhtar Donetsk, que acaba tercero de grupo y jugará la Europa League.