Última Hora

Miles de guatemaltecos católicos expulsaron este lunes a los malos espíritus quemando simbólicamente al "Diablo", con fogatas en las calles, cumpliendo una tradición en la víspera de la festividad a la Virgen de Concepción que marca el inicio de la temporada navideña.

Uno de los principales actos de la celebración se realizó en el barrio La Concepción de la ciudad colonial de Antigua Guatemala, 45 km al suroeste de la capital, la principal zona turística del país.

En el lugar miles de personas, entre ellos varios turistas extranjeros, observaron cómo las llamas consumieron un diablo de unos dos metros de altura confeccionado con papel y metal desde las 18H00 locales (00H00 GMT), cuando se inician las fogatas en los pueblos guatemaltecos.

La tradición fue aprovechada por varios artesanos que elaboraron monigotes de papel del expresidente Otto Pérez y su exvicepresidenta Roxana Baldetti, presos por corrupción, figuras que fueron vendidas principalmente en mercados populares del centro histórico de Ciudad de Guatemala.

"Debería hacer unas (piñatas) de Pérez y Baldetti, esa gente es el puro diablo porque se robaron el dinero de los hospitales", declaró al rotativo Prensa Libre una artesana que prefirió no identificarse, al explicar que algunos clientes le pidieron confeccionar los monigotes de ambos políticos.

Acusados de dirigir una red que cobraba sobornos a empresarios para evadir impuestos, Pérez y Baldetti renunciaron en septiembre y mayo, respectivamente. Ahora se encuentran a la espera que un juez determine si deben enfrentar juicio por el fraude.

La "quema del Diablo" es una tradición heredada del colonialismo español y, de acuerdo con historiadores, se hace para purificar el ambiente previo a la celebración a la Virgen de Concepción, cada 8 de diciembre.

La tradición es criticada por organizaciones ambientalistas que consideran que la quema genera contaminación, por lo que muchos feligreses optan por quemar piñatas de diablos y demonios, aunque muchos siguen incinerando basura.

Para prevenir tragedias, autoridades de protección civil recomendaron a la población evitar quemar neumáticos, plásticos y otros materiales con efectos nocivos para la salud y el ambiente.