Última Hora

El resultado de las elecciones parlamentarias en Venezuela es para muchos el inicio de un profundo cambio pedido por el pueblo que, en su mayoría, se inclinó por la oposición.

Eso sí, considera que no existe garantía de que, en dirección a ese cambio, la transición sea “pacífica y sencilla”.

Para la analista internacional Nuria Marín, una mala situación económica, inseguridad, violencia, corrupción y carestía son “el combo” que originó el resultado de las elecciones.

Para la especialista, este es el principio de un proceso que le empieza a restar poder al chavismo, por primera vez en 16 años con inferioridad de escaños.

“El Poder Legislativo es fundamental en el equilibrio de los poderes. Si algo adolece la democracia venezolana es el balance de pesos y contrapesos que tenemos todas las democracias del mundo”, explicó.

Sobre el panorama del parlamento, Marín recuerda que la supermayoría corresponde a dos terceras partes de los escaños, para alcanzar eso la oposición aún debe adjudicarse 12 sillas más.

“Podría ese Parlamento o dar voto de censura a los ministros, llamar a un enjuiciamiento del presidente, llamar a una constituyente, eso significaría que todas las reglas son negociables, todo el sistema político podría cambiar, se podría llamar anticipadamente a las elecciones”, dijo.