Última Hora

El costarricense Mauro José Ruiz López, de 42 años, se suicidó de un balazo en el cuello después de haber sido detenido en Managua, junto a dos ticos y un guatemalteco.

Ellos fueron aprehendidos cuando trasladaban en dos furgones y una camioneta 135 paquetes de cocaína y 24 paquetes de dólares.

La captura fue realizada el fin de semana en el kilómetro 17 de la carretera nueva a León, en donde se descubrió que en los tanques de combustibles de cada furgón iban ocultos los 135 tacos de cocaína.

Además, en un pickup Toyota Hilux era trasladado el dinero, cuyo monto se estima en medio millón de dólares.

En el lugar fueron capturados los traileros Gustavo Arriola Vega, de 31 años y de nacionalidad costarricense, y el guatemalteco Delvis Danilo Pérez Pérez, de 38; así como el tico José Pablo Castillo Quezada, de 20 años, quien manejaba el pickup color azul sin placas.

Al ser sorprendidos con el cargamento, el supuesto cabecilla narco, Mauro José Ruiz López, disparó contra los agentes y huyó en una camioneta hacia el condominio Santa Mónica, en Managua, hasta donde fue seguido por la policía.

Sin embargo, antes que entraran los agentes al residencial, el supuesto narco se quitó la vida disparándose en el lado derecho del cuello.

Fuentes de la policía nicaragüense indicaron que Ruiz ya tenía buen tiempo viviendo en la casa E-27 de residencial Santa Mónica, por la que pagaba 2.000 dólares mensualmente.

En el operativo fueron decomisadas cuatro pistolas que andaban los supuesto narcos y la que utilizó el tico Mauro Ruiz para quitarse la vida.

También fue detenida una supuesta modelo costarricense, quien era la pareja sentimental de uno de los sujetos.

La policía extendió los operativos a Chinandega y Rivas, en este último departamento fueron capturados el nicaragüense Salvador Antonio Cardenal y dos mujeres no identificadas.