Última Hora

El Newcastle (18º) ganó 2-0 en su estadio al Liverpool (7º), este domingo en el partido que cerró la 15ª jornada de la Premier League, evitando que los Reds dieran un paso importante en su objetivo de acercarse a los puestos que conducen a la Champions.

Los locales lograron el triunfo en la segunda mitad con un tanto del eslovaco Martin Skrtel en propia puerta (69) y un gol, ya en la prolongación (90+3), del holandés Georginio Wijnaldum.

El centrocampista ofensivo fue el protagonista de la victoria. En el primer gol disparó y el balón fue desviado por el defensa Skrtel. 

En el segundo, con el Liverpool volcado para lograr el empate y descuidando la defensa, aprovechó su velocidad para sentenciar el partido, tras un gran pase del francés Moussa Sissoko, y dar una alegría a los aficionados de Saint James Park.

En el minuto 78 el árbitro anuló por un dudoso fuera de juego un gran gol del lateral español Alberto Moreno, que acertó a picar el balón al primer toque ante la salida del arquero irlandés Robert Elliot. 

Sin su creador de juego, el brasileño Coutinho, todavía lesionado, el técnico alemán de los Reds Jurgen Klopp confío para el ataque en el también brasileño Firmino y en el belga Christian Benteke, pero el dúo no estuvo acertado, incapaz de inquietar a la peor defensa de la Premier League, junto a la del Bournemouth (ambas con 30 goles encajados).

Después de una hora de juego intenso, con errores técnicos por los dos lados, Klopp decidió dar entrada a los internacionales ingleses Adam Lallana y Daniel Sturridge, autor de un doblete en Copa tras volver de su lesión.

Wijnaldum, hombre del partido

Pero fue el Newcastle, liderado por Wijnaldum, el que finalmente golpeó, con algo de suerte en el primer gol, y aprovechando los espacios que dejó el Liverpool cuando el partido estaba a punto de finalizar.

En un inicio de temporada muy complicado, el Newcastle toma aire con este triunfo, pero no logra salir de la zona de descenso. Sigue 18º, aunque tiene los mismos puntos (13) que Norwich City (16º) y Bournemouth (17º).

Los Reds, por su parte, no lograron enganchar con los equipos de cabeza. Son séptimos con los mismos puntos (23) que el West Ham (6º). 

Por delante quedan el Tottenham (5º con 26), el Manchester United (4º con 29), el Manchester City (3º con 29), Arsenal (2º con 30) y el sorprendente líder Leicester (32).

En una de las ediciones de la Premier League más abiertas de los últimos años, el sábado se produjeron varias sorpresas; el City se dejó el liderato al caer 2-0 en su visita al Stoke (10º) y el United no pasó del empate sin goles con el West Ham (6º).

El Chelsea (14º), vigente campeón, volvió a perder, esta vez en Stamford Bridge ante el recién ascendido Bournemouth (1-0).