Última Hora

Si River Plate de Argentina supera la semifinal del Mundial de Clubes-2015 en Japón, deberá enfrentar dos amenazas, una de ellas su decadente nivel y otra la topadora del FC Barcelona con Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez.

Los 'Millonarios' del barrio porteño de Núñez están de capa caída y no sólo porque acaban de ser los defensores de la Copa Sudamericana eliminados por Huracán en semifinales. El 'Globo' venía de salvarse del descenso a la segunda división en el campeonato doméstico.

River lleva acumulados en los últimos 18 partidos oficiales nueve derrotas y cuatro empates, con tan solo cinco triunfos. Lo peor para el ánimo riverplatense es haber finalizado el campeonato local noveno, justo cuando el archienemigo Boca Juniors dio la vuelta olímpica.

"Me llevo buenas sensaciones del segundo tiempo", dijo optimista el DT, Marcelo 'Muñeco' Gallardo, tras remontar un 0-2 parcial en la revancha de visitante contra Huracán y terminar 2-2, luego de haber perdido 1-0 en su estadio, el Monumental de Buenos Aires.

Al margen de las palabras, River es una sombra de aquel equipo que bajo la batuta de Gallardo ganó la Copa Sudamericana-2014 y la Copa Libertadores-2015, e incluso la Copa Suruga Bank al Gamba Osaka el año pasado.

El Barça mete miedo

No hace tanto que los de la banda roja armaron una fiesta de fútbol y goles para liquidar en el partido de vuelta de la final de la Libertadores a Tigres de México 3-0 en el coloso de Núñez, con goles de tres de sus figuras, el delantero Lucas Alario, el volante uruguayo Carlos Sánchez y el defensa Ramiro Funes Mori.

Ahora están en el tobogán.

Y para colmo el Barça está encendido. La semana anterior humilló a Real Madrid 4-0 en la liga, hizo morder el polvo a la Roma 6-1 en la Liga de Campeones de Europa y redondeó otro 4-0 ante Real Sociedad en el torneo español. Este sábado sin embargo, no pudo pasar del empate 1-1 en casa del Valencia, pero sigue como líder de la Liga.

Messi y Neymar arrasaron con los premios que otorga la Liga de Fútbol Profesional de España. Ambos están en la terna para el Balón de Oro-2015. El equipo culé, que seguramente avance a la final del Mundial de Clubes, cumplió una temporada de ensueño al ganar la Liga española, la Copa y la Liga de Campeones. La verdad, mete miedo.

Como es de rutina, el veterano caudillo argentino Javier Mascherano abrió el paraguas. "El que piensa que Barcelona va a ir de paseo a Japón está equivocado. Al rival hay que respetarlo", declaró al canal Fox Sports.

Pero River ¿con qué argumentos piensa afrontar semejantes desafíos?.

A Dios rogando

El goleador Alario se perfila para titular en la semifinal en Osaka el 16 de diciembre ante rival aún no conocido. El 'Pato' Sánchez es pieza clave que se despide del club en el Mundial antes de irse a Monterrey de México. Acaba de ser habilitado por la Conmebol, pese su tarjeta roja por agredir a un alcanza-pelotas en la revancha con Huracán.

"Se me 'soltó la cadena' (perdió la cabeza). Pido disculpas", dijo el volante uruguayo, motor del medio juego con potente llegada ofensiva. En cambio, el zaguero central Funes Mori se marchó a Everton de Inglaterra. Una baja sensible.

Su lugar lo ocupará el colombiano Eder Balanta o el juvenil Emanuel Mammana. A cualquiera que le toque entrar, y en sociedad con el aguerrido Jonatan Maidana, tendrán que lidiar con el 'Pistolero' Luis Suárez.

Marcelo Barovero, un buen guardameta, atraviesa un momento de titubeos. El lateral Gabriel Mercado hará lo que pueda con Neymar y a Leonel Vangioni le tocará 'bailar con la más fea': Leo Messi.

El eficaz mediocampista Matías Kranevitter y el gran rematador de media distancia Leo Pisculichi completan la línea media junto con el batallador Leo Ponzio.

El uruguayo Rodrigo Mora, quien desestimó ir a un club árabe para jugar este Mundial, será el acompañante de Alario en la fase ofensiva. "No pensamos en el Barza antes de llegar a la final", dijo Alario.

El sueño de River es tratar de repetir en Yokohama un título que ganó por única vez hace 29 años al vencer al rumano Steaua de Bucarest en la extinta Copa Intercontinental europeo-sudamericana.