Última Hora

El Nápoles sólo ha permanecido una semana como líder de la Serie A, cediendo su posición al Inter de Milán tras caer 3-2 en la cancha del Bolonia pese al doblete del argentino Gonzalo Higuaín, en la 15ª fecha del campeonato italiano.

La victoria de la semana pasada ante el Inter y el ascenso al liderato, lo que no lograba desde hacía 25 años, suscitaron un gran entusiasmo en Nápoles, e hicieron soñar con el Scudetto.

Pero el revés sufrido en Bolonia confirma que el campeonato será muy largo y abierto. El Nápoles no perdía un partido desde la primera fecha del campeonato, ante el Sassuolo.

Los napolitanos reaccionaron muy tarde con el doblete de Higuaín (máximo goleador con 14 dianas en 15 partidos) en los tres últimos minutos ante un Bolonia que llegó a ponerse 3-0 a la hora de partido, con doblete de Mattia Destro y con un buen remate de cabeza del defensa Luca Rossettini a la salida de un córner.

No fue hasta que se vio con el partido perdido cuando el Nápoles reaccionó en busca al menos de un resultado honroso. El español José Callejón remató primero al palo, pero los goles llegaron del renacido delantero Gonzalo Higuaín, que está viviendo su mejor temporada desde que llegase al fútbol italiano hace tres años.

El 'Pipita', goleador destacado

El delantero internacional argentino anotó el primero de sus dos goles al con un toque sutil con la puntera a centro desde la izquierda de Lorenzo Insigne, y llevó la incertidumbre a la grada con un disparo con la diestra luego de un buen recorte en la frontal del área.

Con sus 14 goles es líder destacado de la clasificación de goleadores de la Serie A, seguido por el brasileño de la Sampdoria Éder, con 10 goles, y por el croata de la Fiorentina Nicola Kalinic, con 9 goles.

El entrenador del Nápoles Maurizio Sarri consideró el sábado que su delantero centro Gonzalo Higuaín, en un excepcional estado de forma, tiene potencial suficiente para ganar un día el Balón de Oro.

El Bolonia abandonó con estos tres puntos la zona de descenso y confirmó la mejora de los resultados desde que el nuevo entrenador Roberto Donadoni se hiciera cargo del equipo.

El Nápoles queda relegado a la segunda posición, a dos puntos del Inter, que se impuso el sábado al Génova, y podría ser superado por la Fiorentina si esta se impone al Udinese.