Última Hora

El 16 de diciembre próximo, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya definirá el resultado la disputa entre Costa Rica y Nicaragua.

Desde ya, el Gobierno espera una resolución positiva tras cinco años de conflicto por la supuesta invasión nicaragüense a Isla Calero, y la denuncia de Nicaragua por daño ambiental al río San Juan.

El largo camino desde el 2010 llegará a su final con el fallo de estos dos casos.

El primero fue denunciado por Costa Rica en octubre de 2010, por el ingreso de militares nicaragüenses a los humedales de Isla Portillos.

Además de los daños que provocó el dragado del río San Juan a cargo de Edén Pastora, y la construcción de caños que atravesaron los humedales costarricenses.

El segundo caso es del 2011, cuando Nicaragua respondió alegando supuestos daños ambientales en el río San Juan por la construcción de la trocha fronteriza.

El gobierno está positivo de lo que puedan resolver los jueces. Pese a que son dos casos, donde hay 31 peticiones.

La invasión militar la constataron equipos de Telenoticias que viajaron a la zona.

Luego, daños ambientales como tala y afectación a humedales fueron evidentes y hasta corroborados por la convención Ramsar.

La reacción de Costa Rica fue en múltiples foros: OEA, La Haya y la ONU. Esfuerzo que inició la administración Chinchilla y que heredó la administración Solís.

Nuestro país logró que la Corte interpusiera medidas cautelares para resguardar la zona.

El fallo será el miércoles 16 de diciembre, a las 3 de la tarde hora de La Haya, 8 de la mañana hora de Costa Rica.

Solís adelantó su viaje a Cuba para estar en nuestro país a la espera de la histórica sentencia.