Última Hora

El Manchester City, que recuperó el liderato de la Premier League inglesa el pasado fin de semana, espera no perderlo de nuevo en la fecha 15, en la que visita el sábado al Stoke en el primer partido del fin de semana.

Una victoria allí permitiría al City enviar una dosis de presión a sus perseguidores, en una dura pugna en la cabeza de la tabla en Inglaterra, donde las diferencias son muy reducidas.

El anterior líder, el Leicester, empatado a puntos con los 'Citizens', visita el sábado al Swansea, otro equipo de la mitad baja de la clasificación.

Jamie Vardy, impresionante desde el inicio de curso, batió el pasado fin de semana el récord de partidos consecutivos marcando en la Premier League, con 11. ¿Elevará esa plusmarca ahora a 12?

El Manchester United, tercero a apenas un punto de los dos primeros, recibe en Old Trafford al West Ham, con la baja de Wayne Rooney.

El atacante está además en duda para la visita de la nueva semana a Wolfsburgo, donde los Red Devils se juegan el pase a los octavos de final.

También se la jugará en la Champions el Arsenal, cuarto a dos puntos del liderato y que tendrá que olvidarse del torneo europeo para poder lograr los tres puntos ante el Sunderland.

Los 'Gunners' tendrán varias bajas, sobre todo tras la visita de la pasada semana a Norwich (1-1), que fue catastrófica.

El español Santi Cazorla podría ser baja hasta marzo por una lesión en los ligamentos de una rodilla, mientras que el chileno Alexis Sánchez, se dañó los isquiotibiales en Norwich y no estará este fin de semana.

Su entrenador, Arsène Wenger, no quiso estimar el tiempo de baja del chileno.

"Sinceramente, no lo sé. No sé cuánto tiempo llevará, pero normalmente se recupera pronto", declaró.

"Todos los signos médicos indicaban que podía jugar (ante el Norwich) y nada señalaba que podía lesionarse la espalda o los isquios", subrayó Wenger, que ya cuenta con otros jugadores lesionados como Francis Coquelin, Danny Welbeck, Jack Wilshere y Mikel Arteta.

El defensa Laurent Koscielny y el atacante Theo Walcott, igualmente con problemas físicos, no están descartados, pero su participación en el partido del sábado está en el aire.