Última Hora

El hondureño Alfredo Hawit, actual presidente de la Concacaf -confederación a la que pertenece Costa Rica-, y el paraguayo Juan Ángel Napout, presidente de Conmebol (Suramérica), fueron detenidos esta mañana en Suiza como parte de las investigaciones anticorrupción que se realizan desde tiempo atrás en la FIFA. Ambos además son vicepresidentes y miembros del poderoso comité ejecutivo.

De acuerdo con información del The New York Times -que publica los nombres de ambos directivos-, las detenciones de Hawit y Napout ocurrieron en el hotel Baur au Lac, en Zúrich, el mismo donde en mayo pasado fue detenido el costarricense Eduardo Li junto con otros altos cargos de la FIFA, como parte de una amplia y profunda investigación que realizan las autoridades estadounidenses para desvelar casos de posible corrupción en el organismo.

Vea: Detienen a Eduardo Li en Suiza por sospechas de corrupción en la FIFA.

Según el rotativo, un numeroso contingente de policias suizos entró al hotel a través de una puerta lateral a eso de las 6 a.m. (hora local). Los responsables del hotel le indicaron a los visitantes que tendrían que abandonar el inmueble debido a una "situación extrema".

Sepp Blatter, presidente dimisionario y actualmente suspendido de la Federación, no figura entre las personas interpeladas en Zúrich, precisó el periódico. 

En cuanto al hondureño y el paraguayo "son sospechosos de haber aceptado dinero a cambio de vender los derechos de 'marketing' relacionados con la difusión de campeonatos en América Latina y con partidos de clasificación para el Mundial", dijo el ministerio de Justicia en un comunicado.

Estados Unidos pidió la detención de ambos responsables el 29 de noviembre en vistas a su extradición, por "actos que habrían sido en parte fomentados en Estados Unidos y pagos que habrían transitado por bancos estadounidenses".

A los detenidos -quienes se encontraban en una reunión de alto nivel del organismo regente del futbol mundial- se les imputa por los cargos de lavado de dinero, fraude y asociación delictiva. "Los nuevos cargos golpearían particularmente fuerte a los líderes del futbol de Sur y Centroamérica", escribió el diario.

Hawit asumió el control de la Concacaf poco después de que Jeffrey Webb cayera en la misma operación en la que fue detenido Li, en mayo pasado. En aquel entonces, el hondureño se declaró "profundamente decepcionado" de que la FIFA haya sido "víctima de fraude".

Vea: Lo que usted debe saber para entender el escándalo en la FIFA

En un comunicado emitido por el organismo, se indica: "FIFA continuará colaborando estrechamente con las investigaciones de Estados Unidos así como con las que lidera la Fiscalía General de Suiza".

Por ahora se desconocen si hubo más detenidos la mañana de este jueves.